Personaje de la semana – El embrión.

“Todos hablan de mi, y yo no he abierto la boca”

Desde hace meses, no hay medio de comunicación, escrito o digital, que no haya planteado el debate sobre la nueva ley de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Y aunque muchos han intentado enfocar este debate en “aborto sí, aborto no”, el debate ahora, es “¿Qué tipo de regulación sobre el aborto queremos?”.

 La reforma sobre la ley del IVE, que ya está en sus últimos pasos , cambiará el concepto de supuestos por el de plazos. Algo mucho más regulable. Algo que viene a solucionar y despenalizar una situación que ya de por sí es angustiosa para la mujer (y, depende, su pareja). Esta ley, que seguro, tiene fallos, se adapta a una realidad social. Y sobre todo, algo que apenas se dice y que, para mí, es de vital importancia: se adapta a los patrones que Organización Mundial de la Salud aconsejan.

Y el embrión (recordemos que es el personaje de la semana) , ¿qué pinta en todo esto? No lo sé. Yo no he podido hablar con él. Sin embargo, sí que me cruzo todos los días con mujeres, niñas, jóvenes, chicas… Todos hablan de él. Pero aquellos que se preocupan porque llegue a nacer, no se preocupan de su vida.

                                                                                                                                      — Cartier

 

Anuncios

30 comentarios

Archivado bajo Ciencia, Política, Religión

30 Respuestas a “Personaje de la semana – El embrión.

  1. Pingback: Personaje de la semana: el embrión « Cartier

  2. ciberneticaeterna

    Gracias Sr Cartier, por su colaboración.
    Y aunque estoy, prácticamente, de acuerdo con lo que expone, sí me crea un cierto conflicto.
    Al igual que no entiendo a las asociaciones “pro-vida” cuando hacen tanto hincapié en sobreguardar la vida de unos embriones, y no hacen ninguno en sobreguardar la vida de otros seres humanos, tampoco termino de entender a aquellas personas, físicas o jurídicas, que luchan de forma tan clara por preservar los derechos y la vida de los ciudadanos más desprotegidos, que sin embargo no tienen el mismo miramiento para “proteger” la de un embrión.
    No termino de encontrar una postura cómoda en todo esto.

  3. planesyestrategias

    Por… “higiene mental”, no considero adecuado que vuelva a entrar en un debate de estas características, que ya hemos tenido alguna vez. No obstante, al hilo de ciertas declaraciones que realizó el otro día la Ministra de Igualdad, en mi blog hice unas reflexiones, si las desean leer.

  4. No se trata de proteger a unos contra proteger a otros. Se trata de buscar soluciones reales a problemas reales.
    Una de las mayores mentiras que sobre este tema se está diciendo es que el aborto es un método anticonceptivo normal y corriente, como el preservativo o la píldora. El debate no es ese.

  5. ciberneticaeterna

    Una preguntita… para que yo lo entienda…
    Un embrión, tiene o no tiene derechos?

  6. Hasta donde yo sé, los tiene, pero derivados en la madre.

  7. ciberneticaeterna

    Supeditados a la madre? Hasta que nace? o en algún momento antes se equiparan?

  8. Legalmente desconozco por completo sus derechos. Pero le puedo decir que no se considera “persona” hasta pasadas 24 horas fuera del cuerpo materno.

  9. ciberneticaeterna

    No es persona… y qué es? (perdone tanta pregunta, pero es que este tema me crea tantas dudas)

  10. Es una futura persona.

  11. ciberneticaeterna

    Gracias Sr Planes.

  12. ciberneticaeterna

    Gracias Sr Cartier.

  13. Maite

    Cualquier mujer que es capaz de abortar es potencialmente una asesina.

  14. ciberneticaeterna

    Sí, claro, Hitler, Stalin, Mussolini, y la vecina del quinto, aquella que abortó hace años.

  15. Cualquier mujer capaz de decir que una mujer que aborta es potencialmente una asesina, es explícitamente una mermada.

  16. Un embrión no pasa de ser un conglomerado de células. Más o menos como un tumor.

  17. planesyestrategias

    Sr. Fétido, no creo que sea lógico entrar en esa dinámica, ¿no?
    Aunque, por otro lado, decir que un embrión no pasa de ser un conglomerado de células, un tumor, es explícitamente una memez.

  18. La única diferencia es que un embrión tiene la capacidad de desarrollarse. Pero ambos necesitan del cuerpo “materno” para vivir.

  19. planesyestrategias

    Ahí va, un concurso.

  20. Ops, veo que cojeamos de algún pie, señor Planesyestrategias. Ya le he visto presto a afear la conducta de quién llama asesinas potenciales a miles de personas, ya.

    “Los teratomas pueden contener pelo, diente, hueso y muy raramente órganos más complejos como glóbulo ocular, torso y mano. Usualmente, un teratoma no contiene ningún órgano, sino uno o más tejidos normalmente encontrados en órganos como cerebro, tiroide, hígado y pulmón.

    El teratoma tiene una forma benigna llamada teratoma maduro y una forma cancerosa llamada teratoma inmaduro. El teratoma maduro es, con mucho, el tumor ovárico de células germinales más frecuente, y por lo general afecta a mujeres en edad de procreación (desde adolescentes hasta mujeres entre cuarenta y cincuenta años). A menudo se denomina quiste dermoide debido a que su revestimiento se asemeja a la piel. Estos tumores o quistes contienen diversos tejidos benignos que podrían parecerse a las vías respiratorias, los huesos, el tejido nervioso, los dientes y otros tejidos de un adulto. Se cura al paciente mediante la extirpación quirúrgica del quiste.”

    Hace falta ser un asesino para querer extirparse un teratoma.
    Hace falta ser un asesino para comerse un huevo frito, organismo pluricelular en sus primeras etapas de desarrollo, como cualquier otro embrión.

    Cuando haya un sistema nervioso funcional, cuando exista dolor, reflejo o cualquier signo eléctrico asemejable al pensamiento, concedo la humanidad al no nasciturus. Mientras ello no sea así, no hablamos más que de un conglomerado de células, le guste a los cristofrikis o no.

  21. ciberneticaeterna

    Ohhhh, cristofrikis!!!. No pensé que este post pudiera dar tanto de sí. Sr Fétido, ha dado sentido a mi fin de semana con la introducción de ese término ^_^.
    En serio, me encanta.

    Les pido, dada mi condición de hipocondríaca, que no continúen con el tema “tumores” que ya me estoy notando bultos por todos lados.

    Y obviamente no creo que deba llamarse asesiana a una mujer que se haya sometido a un aborto.

  22. Ciberneticaeterna, has sido más rápida que yo en elogiar la gran definición de “Cristofrikis”.
    Absolutamente genial 😉

  23. ciberneticaeterna

    En cualquier caso, Sr Fet, equiparar un embrión a un tumor, por mucha coincidencia que haya en células o tejido, no me termina de parecer correcto.

    Estoy hecha un lío.

  24. planesyestrategias

    Discúlpeme, sr. Fétido, tiene usted razón; leí su comentario a continuación del de Maite y no reparé en afeárselo.
    Maite, mujer, que una mujer aborte no significa que después vaya a pegarle un tiro a nadie; así que tenga cuidado con usar el término potencialmente tan a la ligera. Además de que jurídicamente el término asesino está definido, pero bueno.
    [Además de Hitler y Mussolini, y Stalin, también está el atracador que le pega un navajazo en un momento de tensión al atracado, por poner un ejemplo más cercano a la vecina del quinto que abortó].
    Una duda científica: ¿en qué momento exactamente pasa un teratoma a ser una persona? ¿El teratoma tiene adn propio, distinto de su “propietaria”? ¿Cómo se independiza un teratoma exactamente, más o menos como en Alien? Uy, creo que hay ciertas diferencias con un embrión humano.
    Usted concede la humanidad al no nasciturus. Magnífico. ¿De qué está hablando? ¿El no nasciturus? ¿Quién es usted para conceder la humanidad o no? Ya puestos, a quien me interesaría que se la concediera es al nasciturus, pero bueno.
    ¿Sistema nervioso funcional? ¿Dolor? ¿Es eso lo que diferencia al ser humano de cualquier otro animal?

  25. planesyestrategias

    Olvidaba comentar lo avispado que ha estado al detectar mi ligera cojera. Y mire que uso el bastón, pero no hay manera de disimularla, qué le voy a hacer.

  26. “Un óvulo fecundado tiene aproximadamente el tamaño del punto que hay al final de esta frase. La unión trascendental de espermatozoide y óvulo suele tener lugar en una de las dos trompas de Falopio. Una célula se convierte en dos, dos se convierten en cuatro, etcétera (una aritmética exponencial de base 2). Hacia el décimo día el óvulo fecundado se ha trocado en una especie de esfera hueca que se encamina hacia otro reino, el útero. A su paso destruye tejidos, absorbe sangre de los vasos capilares, se baña en la sangre materna, de la que extrae oxígeno y nutrientes, y se fija como una especie de parásito a la pared del útero.

    Hacia la tercera semana, para cuando se produce la primera falta, el embrión en formación tiene dos milímetros de longitud y desarrolla varias partes del cuerpo.

    Sólo en esta etapa comienza a depender de una placenta rudimentaria. Recuerda algo a un gusano segmentado.

    Hacia el final de la cuarta semana ya mide unos cinco milímetros.

    Es reconocible ahora como vertebrado, su corazón en forma de tubo comienza a latir, se advierte algo parecido a los arcos branquiales de un pez o un anfibio, y una cola pronunciada. Parece más bien una lagartija acuática o un renacuajo. Este es el final del primer mes de gestación.

    Hacia la quinta semana, cabe distinguir las grandes divisiones del cerebro. Se evidencia lo que más tarde serán los ojos y aparecen unos pequeños brotes que luego se transformarán en brazos y piernas.

    Hacia la sexta semana el embrión mide 13 milímetros. Los ojos permanecen todavía a los lados de la cabeza, como en la mayor parte de los animales, y la cara reptiliana posee unas hendiduras unidas que más tarde darán lugar a la boca y la nariz.

    Hacia el final de la séptima semana la cola casi ha desaparecido y se advierten ya caracteres sexuales (aunque ambos sexos parecen femeninos). La cara es de mamífero, pero un tanto porcina.

    Hacia el final de la octava semana la cara semeja la de un primate, si bien aún no es del todo humana.

    En sus elementos esenciales ya están presentes la mayoría de las partes del cuerpo. La anatomía del cerebro inferior está bien desarrollada. El feto revela respuestas reflejas a estímulos sutiles.

    Hacia la décima semana la cara tiene ya un aspecto inconfundiblemente humano. Comienza a ser posible distinguir niños de niñas. Las uñas y las grandes estructuras óseas no resultan evidentes hasta el tercer mes.

    Hacia el cuarto mes se puede diferenciar la cara de un feto de la de otro. En el quinto mes la madre suele sentir sus movimientos. Los bronquiolos pulmonares no empiezan a desarrollarse hasta aproximadamente el sexto mes y los alvéolos aún más tarde.”

    Pertenece a un texto de Carl Sagan y Ann Druyan que ya enlacé aquí en su día. Como diría Fraga: Notngonadamsquañadir. Dejarle claro, eso sí, que el embrión humano no puede distinguirse del de un bonobo o un chimpancé, y me juego mil duros a que es usted de los que sonríen con el proyecto Gran Simio.
    Un saludete.

  27. Jun

    Llego tardísimo a la discusión!
    Como ya está casi todo dicho, quiero mencionar una de las cosas que más me han indignado del debate mediático en torno a la ley del aborto: la campaña lanzada por interconomíatv. No tengo calificativos.

  28. ciberneticaeterna

    Gracias Jun.
    No lo había visto.
    Tiene razón, es indignante hacer ese tipo de manipulación, e intentar acudir al chantaje emocional para exponer unas ideas sobre una ley, que recordemos, ya existe, sólo se están estudiando modificaciones sobre ésta.

  29. Es horrible la manipulación de esta gente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s