Archivo mensual: agosto 2009

¿El traje nuevo del emperador?

El sábado, y antes de las consabidas copas veraniegas, decidí hacerme una sesión doble en el cine.

“Mapa de los sonidos de Tokio”.  Isabel Coixet.  

Aspectos negativos: Le sobran casi todos los diálogos, pues pretenden una profundidad. una trascendencia, que casi en ningún momento tienen, de haber sido mudos los personajes, me habría gustado mucho más. Sergi López está horrible. No transmite. De hecho te lleva a pensar que cualquier tío, elegido al azar en la calle, sería mejor actor que él. Parte del desenlace es simplista, trillado y obvio.  

Aspectos positivos: Es, visualmente, una de las películas más hermosas que he visto en los últimos tiempos. Destila sensibilidad (no sé hasta qué punto real o impostada). Sólo por la fotografía merece la pena verla. Me encantó también escuchar La vie en rose cantada en Japonés. Y la actriz protagonista, Rinko Kikuchi, me fascinó.  

 

  “Anticristo”  de Lars Von Trier.  

 La película está divida en prólogo, cuatro capítulos y epílogo.

Sólo con el prólogo te das cuenta de que el director danés es un genio de la cámara, del tratamiento de las imágenes y de los contrastes.   

A partir de ahí la trama de la película, después de pensarlo mucho he decidido que sí, que tiene trama, es una auténtica ida de olla del Sr Trier.

Sólo dos personajes en el filme dialogando constantemente sobre los aspectos más extremos de la Psyque humana. Parte de los pocos que estábamos en la sala se largaron a mitad de película, el amigo que vino a verla conmigo dijo que era el coñazo más grande que yo le había obligado a tragarse jamás.

Hacia la mitad de la película, la trama toma un giro, para mí inesperado, y carente de sentido, que aunque acelera el ritmo lento y pausado del filme te deja completamente descolocado, y lo que era una cinta psicológica se transforma en una sucesión de metáforas visuales (hay escenas muy explicitas y desagradables) y acústicas, que te pierden en tierra de nadie y que simplemente consiguen dejar al espectador con el estómago encogido y revuelto.

 

¿Las han visto? ¿Qué opinión les merece?

2 comentarios

Archivado bajo Cine, Opinión

Los mundos de Twitter…

Llevo ya varios meses metida en esto de Twitter, y aún no he llegado a comprender… ¿Para qué sirve? Leo a mis following, unos hablan de música, otros muy serios de política, los hay que comentan el partido de su equipo, o los que hablan de nuevas tecnologías (o no tan nuevas, pero sí que yo desconozco).

Para mí no deja de ser una forma (más) de procrastinar (en mi ardua lucha por convertirme al gafapastismo he decidido abrir como primer frente mi vocabulario).

Peculiar es la mejor definición para estos submundos cibernéticos, de información masificada, no filtrada, y no siempre fiable (¿Qué información hoy día lo es?) que te envuelve hasta convertirte, con suerte, en tu avatar.

De 140 en 140 caracteres vas impregnándote de personalidades a las que en la, llamémosla así, vida real no dedicarías ni tres minutos de tu atención. “La belleza está en lo diferente”, frase entrecomillada, porque aunque desconozco su autoría, dudo de mi capacidad para ser original, y si algo tiene Twitter es que lo es.

Y aun a pesar de mi escepticismo, a pesar de mi ateísmo respecto a mundos que para mí, sólo existen en la pantalla, sigo ahí, imagino que a la espera de poder saber alguna vez para qué.

¿Y ustedes? ¿Saben para qué?

8 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Opinión

Me gusta, me gusta, me gusta…

Me decía ayer un “conocido” (la vida cibernética pide a gritos la creación de nuevos términos) que soy la chica “en contra de todo”, y sí, leyendo mis últimas entradas en el blog, si no lo soy, al menos lo parezco.

Soy guerrera, me gusta dar y que me den caña, lo reconozco, y encuentro en la discusión un placer casi perverso.

Pero no “odio” todo cuanto me rodea:

– Me gusta, por las mañanas, que una llamada me despierte, y que seas tú el que la hagas.

– Me gusta encontrar buena gente, que me sorprende, que me emociona, y que me hace darme cuenta de que todavía hay personas que merecen la pena.

– Me gusta escuchar canciones que me transporten, a otros lugares, a otros momentos, a otras circunstancias.

– Me gusta caminar hasta el trabajo, e ir fijándome en los rostros que encuentro, e imaginar mil historias, sus historias.

– Me gustan aquellos que creen en lo que hacen, pese a que no lo entienda, pese a que no lo comparta.

– Me gusta el sonido del mar.

– Me gusta soñar, despierta, casi más que dormida.

– Me gusta reir, a carcajadas, pese a que digan que terminarán haciéndome arrugas.

– Me gusta saber de los que quiero. 

– Creo que eso es lo que más me gusta, querer, aunque no siempre sepa, o haya sabido hacerlo. 

Y me dejo mil cosas en el tintero, para probablemente decirlas en otros contextos.

¿Qué le gusta a usted?

9 comentarios

Archivado bajo Opinión

Mujeres al borde de un ataque de hambre.

No soy feminista.

No soporto la (permítanme que me ría) existencia del “Ministerio de Igualdad”, la figura de la Sra Aido me parece carnavelesca y el Instituto de la mujer suele cabrearme (y mucho). Todo atenta contra la dignidad de la mujer. Todo es sexista. Todo nos degrada, nos humilla.

¿Qué quieren que les diga? a mí me humilla más que me den un puesto de trabajo para rellenar una (mal) llamada ley de paridad.

Tampoco soy machista. Una persona no puede vale más que yo por lo que le cuelgue entre las piernas. Es absurdo.

Por eso leer en El País que en Afganistàn han propuesto una ley para que los hombres puedan dejar sin alimentos a sus mujeres, cuando éstas no consientan en practicar sexo con ellos, cómo no apoyándose en la religión,  me ha revuelto el estómago.

¿Arrasamos un país para buscar a un terrorista (que no apareció) y en casos como éstos (y más, mucho más graves que éste)  somos incapaces de intervenir?

¿No es rentable?

¿No hay petróleo de por medio?

¿Será que los países civilizados, aquellos que tanto han avanzado en materia de igualdad, lo han hecho simplemente por un puñado (numeroso) de votos, y que en realidad, la mujer importa, pero menos que otras cosas?

Hasta los cojones, que diría aquel.

6 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Opinión, Política

Políticamente incorrecta?

– No me gustan las locas.

– No debería llamarse matrimonio.

No soy homófoba, no tengo ningún tipo de prejuicio sexual basado en el género, y en cualquier caso, con quien se meta cada uno o una en la cama es asunto de dos (o de tres, o de… vamos, de los que estén participando), pero estoy un poco harta de la “discriminación positiva” que está (bien)sufriendo el colectivo gay.

No quiero que me vendan la moto, no tengo que tratar a Pedro, porque se acuesta con Jose, de mejor manera que a Luis. No. No me da la gana.

La igualdad de derechos y priviligios no es eso.

No me gustan las locas, no soporto ese lado histriónico tan exacerbado, pero al igual que no me gusta la gente que tiene la voz chillona,  o a los que dan la mano de forma blanda o decenas de etcéteras. No voy a pedir perdón por eso.

Tampoco tengo necesariamente que estar moderando “mi lenguaje” para no ofender. Y sí, en mi vocabulario, además del término “homosexual” o “gay”  existe también el de “marica” “maricón” e incluso “maricona”. Y creo tener la suficiente educación como para usarlos siempre en el contexto adecuado.

Se puede ser “hetero” y ser un hijo de puta. Se puede ser “homo” y serlo también. No es excluyente. No me va alguien a caer mal “por eso”, pero desde luego tampoco me va a caer bien por ello. La homosexualidad es una simple tendencia  sexual del ser humano, que en nada condiciona (ni de forma positiva, ni negativa) su capacidad o valía como persona. Pero no lo parece. Se le está dando tanta importancia a la condición sexual que ya hasta se habla de Lobby Gay, pero ¿De qué coño vamos? ¿Se va a hacer también ley de paridad (o porcentual) para LGTB? venga ya…  Entiendo la lucha contra la discriminación y la persecución que han sufrido y sufren, pero de ahí a que por ser gays tengan que tener, entre ellos, los mismos principios o análoga ideología, dista un abismo.

No voy a hablar de peras o manzanas, que eso ya lo hizo otra cuyo nombre no quiero recordar, pero sí de mi deseo de que la unión civil (independiente del sexo de los contrayentes) dejara de llamarse matrimonio (tiene tantas estúpidas connotaciones eclesiásticas ese término). Hacia un estado verdaderamente laico, ya!

Por si alguien no me ha entendido, (espero que nadie se dé por agraviado) defiendo que todos somos iguales en deberes y derechos.

Y todos somos todos.

¿Qué opinan ustedes?

11 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Opinión

Hala Madrid!

Me apetecía esta mañana hablar sobre fútbol, pero no quería tocar el tema Jarque. Me apena la muerte de un joven de 26 años, como me apena la muerte de cualquier otro, pero nunca me han gustado los circos. Nunca he entendido el dolor en masa de quienes no son su familia… ni sus amigos… ni sus conocidos.

Así que obviando este suceso (por cierto, cada vez más frecuente, deporte de alta competición? o será culpa de la mierda que les hacen tomar?) me apetece perder unas líneas con el proyecto Florentino, alias “el ser superior”, 2.

Mucho se habló en su momento de si era o no adecuado el gastar 96 millones de euros en la contratación de un jugador, Cristiano, tableta de chocolate, Ronaldo (CR9 para abreviar). Discusión, a mi entender, absurda. Existe la empresa privada. Un presidente de una de ellas considera que esa inversión les reportará beneficios, pues allá él. Será su triunfo o su fracaso, ¿quién soy yo para meterme?, pero claro, de fútbol entendemos todos.

Primero llegó Kaká, con un dinero entregado directamente al Sr Pérez por Dios, o esa es la versión de la inteligente y pragmática esposa del astro brasileño.

Después el ya mencionado machacagimnasios portugués.

A continuación, sorpresa, un joven poligonero francés llamado Benzemá (un portento de chico, todo hay que decirlo)

Y el último de los cracks, Xabi Alonso.

(Todo esto regado con recuperaciones de jugadores que tenía el club cedido, fichajes nacionales de “segundo” orden, etc)

Era un sueño de niños para todos ellos jugar en el Madrid (ja).

Pero el equipo no se termina de engrasar. Algo falta. Algo falla. Y desde luego, después de un añito Triplete VS Año horribilis en blanco, la afición madridista no está sobrada de paciencia.

Se desprenderán de Higuaín, o de Granero… o de tanto talento… Y anoche, golpe directo al buen gusto, Drenthe titular. Así no…

Por favor, un último esfuerzo de criterio. Que tenemos la mejor plantilla del Universo.

¿Le ven posibilidades al Madrid de alzarse este año con algún título?

19 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Deporte, Fútbol, Opinión

Una de madrileños….

Aunque Madrid, por haber sido la ciudad de mi infancia y pre-adolescencia, ocupa un gran lugar en mi corazoncito, no deja por ello de hacerme gracia, ahora que habito en el levante, la fauna “capitalesca” que ocupa nuestros pueblos y ciudades cada verano.

Se pueden distinguir varias subespecies veraniegas provenientes del centro de España:

– Familias que generalmente vienen del extrarradio, o de barrios con un mayor movimiento obrero. Son aquellas que llenan nuestras costas de tupperwares, y que hacen que tu ratito al sol esté impregnado de olor a tortilla, pimientos fritos, y magra con tomate. Son generalmente individuos con un elevado índice de masa corporal que disfrutan como jabatos del (¿buen?) comer y del (¿buen?) beber.

– Los que debido, no sé, quizás a las obras del Sr Gallardón, han ido perdiendo oído, y te hacen partícipe de sus conversaciones, haciendo que te sientas, casi (que todavía hay clases) como de la familia:

          * Jessi!!!!!, ponla crema a tu hermana, que se va a quemar la pobre!!!!!!!!!!

No tienen necesariamente que ser laístas, pero suele darse el caso. También puede, en algunas ocasiones, coincidir en una misma familia el ejemplo 1 y el 2.

– Está también el turista Esqueenmadriz… Que hay cola en una terracita? que en el súper tardan en atenderte? Esqueenmadriz esto no pasa. (Imprescindible en este caso que Madrid termine en z)

– Los jóvenes, (y no tan jóvenes). ¿De verdad creéis que si en once meses en vuestra ciudad no os habéis comido una rosca, aquí vamos a caer redondas ante vuestros encantos? Que somos de pueblo, o de ciudad pequeña, pero no gilipollas.

– Y por último los que más me gustan… aquellos que aún piensan que en Madrid todo sucede antes, que conocimos el shuffle cuando ellos ya tenían iPhone…  Y que sus marquitas de ropa nos deslumbran por modernas…  Hace mucho que dejamos de terner gallinas y de fabricarnos la ropa con la lana de  nuestras propias ovejas.

Y usted, lector madrileño, ¿Qué tipo de turista es?

 

 

Pero si en algo estamos de acuerdo… Es que de Madrid al cielo.

7 comentarios

Archivado bajo Opinión