Basura, ¿dónde?

Creo que ya he dicho alguna vez por estos lares que soy una ávida consumidora de “Televisión Basura”.  Programas del corazón, algunos “realitys”, (Gran Hermano en particular), me divierten, me hacen reír, sacan mi lado (que lo tengo) snob, los convierto en mi particular cena de idiotas de las noches de algunos días en los que, no sin gran placer, aparco la vida social o cibérnetica (que cada vez se van, a mi pesar, entremezclando más).

Y leo, una tras otra, críticas descarnadas (como lo son esos programas, cierto es) sobre la conveniencia o no de su existencia, sobre la (falta de)  ética que los sustenta, o si rozan, o sobrepasan, esa línea invisible que separa (aunque no para todos) lo legal de lo que no lo es.

Me parece tan chocante, me parece tan hipócrita ese gran sector de la sociedad que se rasga las vestiduras porque una Belén Esteban de turno cope el panorama de la actualidad. ¿Es una zafia? ¿Es una inculta?… ¿Pero acaso no lo son una inmensa mayoría de este nuestro país? ¿Acaso no es la educación una de nuestras grandes asignaturas pendientes? ¿Queremos vender El Ulises de Joyce al que sólo ha leído a Marcial Lafuente Estefanía (qué grande era mi abuelo)?

En una España sobrada de política basura (dantesco el espectáculo que nuestros políticos están brindando los últimos años), de educación basura, de cultura del ladrillazo, de tradiciones taurinas, de funcionarios tocapelotas (las propias y las de otros), de chapuzas titulados… Nos indignamos porque un maricón tenga un programa líder de audiencia…

Qué quieren que les diga, prefiero reírme sabiendo (o no) con quién se acostó la “guarrilla” (o el “guarrillo”, que no hago distinción) de turno, a tragarme las mentiras que los programas no-basura (telediarios incluídos) me cuentan según el color del partido que los alimenta (a ellos o a sus cadenas). Cosa, para mí (será que soy rara),  bastante más grave y que debiera ser infinitamente (sí, quizá exagero)  más punible que frivolizar sobre la vida social de los demás.

Que patios de vecinas ya existían en Grecia.

¿Cuál es su opinión?

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Opinión

7 Respuestas a “Basura, ¿dónde?

  1. No veo mucha tele, la verdad. Fundamentalmente deportes y películas. Pero confieso que de vez en cuando, los OTs o GHs de turno me enganchan. Sobre todo, por las conversaciones que generan, siempre divertidas 🙂

    Lo de los programas tipo Sálvame, me pasa como las tertulias políticas, entre que hablan todos a la vez, a gritos, cada uno bien de sus amigos (o quien les paga), me agotan. No los soporto.

    Pero no me quejo. El pueblo consume, el pueblo obtiene más (al menos, en lo que a TV se refiere).

    ¡Y qué vuelva la Bola de Cristal!

  2. Kenjorato

    Yo, sinceramente, no sé hasta que punto soy raro. No me gusta la tele ya para nada, excepto cadenas de pago cómo: FOX, TMT, …

    Últimamente, excepto cuando se va la luz y las horas de comida, no comparto el comedor con mi familia. Dado que en la tele, siempre hay algún programa color marrón caca.

    Da asco que sean las que más audiencia tengan, y que se hayan quitado programas para menores de edad por esta incultura de programas y personajes.

    Pero cómo dijo una profesora que tuve, cada nación tiene una televisión, radio y política acorde a su nivel cultural.

  3. ciberneticaeterna

    Sr Kenjorato, incultura de programas… de acuerdo.

    Pero no es también la prensa (Público, País, Mundo), prensa basura?

    Por qué separamos, cuando la tendencia global en los medios de comunicación es la misma, independientemente del espectro social que abarquen?

  4. Kenjorato

    Totalmente de acuerdo con ud. ciberneticaeterna.

    Según mi punto de vista sobre la prensa basura, no es la prensa propiamente dicha de “tintes políticos”. Ya que aún siendo de un partido u otro, el concepto de noticia está en el interior de las líneas que escribe el autor. Si se abstrae un poco, da igual leer una noticia en el País que en el Mundo, porque le van a contar lo mismo con diferentes palabras (ya en temas políticos,… no me meto porque se les pueden juzgar por el mismo rasero a ambas).

    En cambio, la “prensa basura”: “Hola”, “pronto”,… que actualmente es la más consumida. Y lo único que hace es enturbiar la mente del lector. Realmente ¿¿nos importa lo que opina la Sra. Esteba o lo que haga la familia Campanario?? (Por ejemplo). ¿Qué me importa a mí eso? ¿Es una pregunta estándar del trivial?, ¿me va a servir de algo en mi empeño por ser un ingeniero? Pues no.

    Los españoles, somos carne de cañón para estas cosas. Y tenemos lo que consume la mayoría, es decir, “programas marrones”. Vivimos en una sociedad hipócrita y cotilla, donde nos importa más lo que tenga el vecino, que, lo que tengamos en nuestros pies. Y lo peor que esto se vende en tales dosis,… que para un cerebro que busca expandirse, es la muerte por intoxicación de basura.

    Con esto también respondo a su otra pregunta lanzada. Da igual en que espectro social te coloquen, porque vas a ver lo que la mayoría le guste, simplemente porque se vende más y se enriquecen las cadenas. Da igual que seas mayor o menor, peón o director ejecutivo,… todos van a consumir la misma mierda.

  5. Jun

    Hola!

    A mi los programas “rosas” o los realitys no me molestan en absoluto, al menos son honestos. Cuando pones Sálvame o Gran Hermano ya sabes lo que vas a ver y los que explican su vida o se pelean en los platós lo hacen porque quieren. Los programas que a mi me molestan, y me molestan mucho, son los que muestran las miserias y tragedias de gente anónima. Programas como Las Mañanas de Cuatro, Gente, Espejo Público o Rojo y Negro, que se recrean en las desgracias de personas que han perdido un hijo, de mujeres que han sido maltratadas o violadas o de personas que tienen sídrome de diógenes, son obesas o padecen esquizofrenia. Programas que no se ahorran detalles a la hora de hablar de la violación de una niña sin pensar que ésta tiene padres, abuelos y amigos que están escuchando y viendo el sufrimiento de su ser querido detallado al milímetro.

  6. ¿Su abuelo era Marcial Lafuente Estefanía?

  7. Kenjorato

    @Jun. (esto ya se me parece al twitter)

    Esos programas son los que se venden mejor a la audiencia: “Deles un plato de realidad con imagenes y comentarios morbosos y ya tiene un programa que la sociedad veerá con toda fidelidad”.

    Pero estamos siempre en lo mismo, ¿Por qué si son de tan mal gusto, se sigue viendo y emitiendo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s