Mis odiados Martes.

 

Anoche, tras una conversación de ésas en las que se pretende arreglar el mundo, a base, unicamente, de palabras, me dio por echar la vista atrás y recordar un programa infantil mítico: “La bola de Cristal“.

Eran otros tiempos, éramos modernos y progres, términos que ahora desconocemos.

La libertad de expresión se fugó en los 90. Nadie ha vuelto a saber de ella.

Quiero poder decir lo que pienso, quiero escribir un post, en tono de humor (por supuesto) con mis “10 razones para ser antisemita”, sin que la comunidad judía me presente una demanda, quiero contar que ser puta no me parece un trabajo digno, al menos no tanto como otro cualquiera,  que usar a una transexual, Carla Antonelli, para figurar, me repugna, (casi tanto como poner a una cineasta al mando de un Ministerio), quiero poder bromear sobre el Islam, sin que se me tache de irrespetuosa, mientras dicen que  respetar el catolicismo es de necios, quiero gritar que los antiglobalización, son, por definición, gilipollas, (que dejen de usar Internet, por favor), que lo de Vigalondo no fue para tanto, que lo de Pérez-Reverte tampoco. Que uno no puede estar media vida ofendido, por ser negro, por ser bajo, por ser alto, por ser gordo, por ser mujer, por ser feo, por ser calvo… que falta sentido del humor, y sobran falsas buenas palabras.

Que hay días, como hoy, que la corrección política se me atraganta.

No se preocupen, mañana estaré recuperada.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Firmas, Opinión

4 Respuestas a “Mis odiados Martes.

  1. Bravo, la verdad es que cansa. Y porque no has seguido una guía de lenguaje no sexista, que si acabas loca para escribir el post.

  2. Precisamente hoy en el curro estábamos hablando de la Bola de Cristal y nos hemos reído un rato con frases como la “Viva el mal, viva El Capital”, pero la de “Viva El Corán, viva Peter Pan” es ya para mearse encima 🙂

  3. Gracias por escribirlo, Alex, me costaba formular en palabras lo que sentía 🙂 Keep goin’!

  4. Ni se te ocurra recuperarte! Estás en el buen camino para escapar de esta sociedad descafeinada en la que nos han convertido (o tratan de convertirnos, todavía quedamos algunos insurrectos!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s