Quiero una revolución.

Contemplo, con una mezcla de temor, entusiasmo y envidia, repartida por igual, los acontecimientos que está protagonizando el mundo árabe, Libia, Egipto, Túnez, Marruecos, en las últimas semanas.

Quiero una revolución, (como quien pide cuarto y mitad de carne picada en la carnicería, como si una frase de Bisbal se tratara), quiero sentirme orgullosa de los ciudadanos del país en el que vivo.

Quiero que se salga a las calles, que se grite, que nos neguemos a trabajar, que se deje de pagar los impuestos, que el poder, por una vez, sea de una masa enfervorecida que grita por el fin de años de humillación y sometimiento a unas reglas que sólo favorecen a unos pocos, que nos volvamos locos, que echemos a los políticos del Congreso, que asustemos a aquellos que tan bien duermen por las noches, porque saben que jamás pasarán miedo por el pan de sus hijos, de sus descendientes, ajenos a un mundo pobre, insatisfecho, frustrado y explotado, que ellos mismos han creado.

Quiero que cada uno de nosotros se conciencie: el poder es nuestro. Que, salvo la muerte, lo demás es evitable, que el futuro no está escrito, que “si queremos, podemos”, que iniciativas como el #nolesvotes están bien (no entro a juzgar a raíz de qué se ha creado) pero no bastan, si nos contentamos sólo o simplemente con ello.

Que no se trata de cambiar de cara a un Gobierno.

Que se trata de dinamitar un sistema político inválido y fuertemente anclado.

Deberíamos retomar un mítico emblema que, desde hace muchísimos años, ha perdido significado:  Liberté, egalité, et Fraternité.

Quiero un mundo mejor, logrado sin derramar sangre. Yo me lo merezco. ¿Usted no?

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Firmas, Opinión, Política

8 Respuestas a “Quiero una revolución.

  1. bitdrain

    Liberté, egalité, et Fraternité.

    En Spain ni en suenyos, nos han inoculado la conservaduria y la mentalidad de ver pasar el mundo ante nuestros ojos.

    Un saludo.

  2. Always Candy

    Tener que esperar un año y pico para elecciones generales, me enferma!!!¡
    Sí, tienes razón,…. qué envidia me están dando los árabes!
    Un beso guapa!

  3. Lentamente, gran parte del mundo subyugado va tomando conciencia de cambio. Mientras, en el resto de países que ya llevaron a cabo una revolución social que dotó de nuevos derechos y deberes a sus sociedades van adormeciéndose, fruto de la resignación y la conformidad.
    Suscribo una a una tus palabras y añado que cada país necesita su propia revolución. Sus mujeres y sus hombres son los que tienen que tomar las riendas del caballo de la sublevación. Quizá, una vez que estemos todos aproximadamente al mismo nivel, nos una la conciencia global y derroquemos todos los gobiernos.
    Luego no sé qué pasará.
    Si es que pasa algo.

  4. PabloMM

    No hay revolución sin sangre…..aunque estaría bien

  5. ciberneticaeterna

    No hay revolución sin sangre… Lo prohiben los estatutos del buen revolucionario? xD

    Gracias por sus comentarios.

  6. bitdrain

    La mejor y unica revolucion es la que se hace con el corazon y la conciencia. La que te cambia por dentro, la que seduce a todas las mentalidades empobrecidas y hace bailar a la ilusion por un mundo mejor.

  7. Isis

    Madre mía, como coincido contigo…!
    Desespero cada día, pues cada día nos dan una nueva noticia que nos deja mejor de lo que estabamos ayer…!

    Da pena, y mucha rabia pertenecer a un país tan acomodado, y tan conformista, tanto que la gente con esperar a las elecciones para que haya un cambio de gobierno se cree que basta.

    Qué envidia los países árabes!!! Por desgracia es complicado que no conlleve sangre, pero no imposible. Y nada es imposible, como bien dices tú, salvo la muerte. Pero no nos da la gana de evitarlo!!!

    He estado intentado encontrar algo por internet. Algún movimiento, algún grupo, o asociación o lo que sea, alguien que opine como yo, y esté dispuesto a levantarse de verdad y tomar la calle hasta que tenga por seguro que algún día podré tener un futuro, y un futuro que YO elija. Pero no he encontrado nada. NADA.
    Y eso desespera más aún. De verdad no hay nadie tan dispuesto como yo en este país?? Y si lo hay, porqué le cuesta tanto hablar, levantarse del sofá y hacer algo?
    Somos tan conformistas.

    Yo también quiero una revolución. Y os prometo que intentaré encontrar gente que también la quiera. Y quizá algún día (ójala!!) cambie algo…

    Y si no siempre me queda la opción de mudarme a un pueblecito, con mi huertita y mis gallinas, y hacerme una ermitaña.

    No quiero vivir en el país que se va a convertir esto en unos años….

  8. De palabra todos somos revolucionarios. En la practica nadie se juega nada, nadie se arriesga a perder lo poco que tiene. Culturalmente España es muy conservadora, arriesga siempre lo justo… Y así nos va

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s