Archivo mensual: octubre 2011

Finales…

No me rindo porque la causa no merezca la lucha.

Pero son ya muchos los muertos. Son ya muchas las lágrimas derramadas en las aceras, de esta ciudad, soleada y fea, que indolente contempla mi sombra, sombra que ya no refleja siquiera mi silueta, sólo la tuya, (esa que fue mi casa) que sin quererlo, sin darte cuenta, te apropiaste de ella…¿sólo de ella?

Y camino cabizbaja, desamparada, porque creo que. en el caos de nuestras miradas, en la maraña de reproches, de finiquitar, sin derecho a paro, un amor que se termina pero no acaba, en el exacto instante del reparto de nuestras posesiones escasas. se te olvidó devolverme el alma.

Anuncio por palabras: Se compra o se alquila alma. Razón aquí.

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura

Recuerdos…

En mi rostro, macilento, ajado por las brisas de Septiembre, por los soles de Agosto, las arrugas, que son ya definidos pliegues, auguran un flemático pasado y un futuro torpe y escaso.

Y echar la vista atrás… Y no ver camino. Ni ver muerte, ni alegría, ni llanto, ni la risa de un niño. Yerma. Una vida yerma. Una muerte agónica. Una calavera nueva.

Como las sombras de los transeuntes de las grandes urbes. Si ya lo dijo el poeta… La mujer gorda venía delante, arrancando las raíces y mojando el pergamino de los tambores. ¿Y qué hay más sabio que un poeta, que no ve más que las estrellas?

Madre, tengo miedo. Miedo que cala, que moja. Y no es la lobreguez de lo que nos rodea. Son tus ojos. Son los de ella. Que están vacios de sal y repletos de Ginebra.

Deja un comentario

Archivado bajo Firmas, Literatura

ETA. Season finale?

Que una banda terrorista anuncie que cesa (definitivamente y sin condiciones) en su actividad armada es algo bueno. Que lo cumpla es algo mejor.

¿ETA ha usado treguas, o ceses indefinidos en la violencia para sus propios intereses? Sí, ¿Tenemos alguna prueba sólida de que esta vez vaya a ser diferente? No, ¿Tenemos alguna prueba sólida de que esta vez será como las otras veces? Tampoco. Quizá esto sea una manera de aniquilar políticamente al PP, próximo ganador de las elecciones, y retomar la lucha armada poniéndoles de excusa, por no llegar a un entendimiento… puede que las infraestructuras no les permitiesen continuar mucho más tiempo… puede que realmente hayan visto que no tiene sentido que el brazo armado perdure…. Yo no lo sé, ¿usted realmente se atreve a asegurar que conoce los motivos?

“Se abre un camino” dicen…

¿Se abre a qué? ¿A una amnistía? ¿A otorgar concesiones? ¿Se amnistía o se les conceden privilegios a los presos comunes? No, ¿los terroristas merecen un mejor trato? ¿Por qué?

Euskal presoak, sí. Como cualquiera, una madre no tiene por qué recorrer todo un país para ver a un hijo.

¿Hay penas injustas y desproporcionadas que se les haya aplicado a los miembros del grupo terrorista? ¿Sí? que se estudie el código penal y  se modifique lo que haya de ser modificado, en aras de esa utopía que jamas lograremos de que las justicia sea igual para cualquier individuo. Pero hasta ahí.

No más.

Regalos ninguno.

“Hay que solucionar el conflicto… hay que poner de nuestra parte para conseguir la paz”.

No olvidemos que ETA ha luchado por instaurar, por la fuerza, un modelo político en Euskadi que la mitad del pueblo vasco no desea, y  el resto de españoles no aprueba, ellos crearon el conflicto, son ellos los que estaban unilateralmente en guerra. Nosotros no.

No hay que ser implacables, ni actuar con odio, ni arroparles como al hijo pródigo.

Hay que ser justos, con todo lo que la justicia conlleva.

3 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Opinión, Política

¿Por qué no soy de la selección?

-¿Tú de qué equipo eres?

– Yo del Madrid.

Tan sencillo, y por lo visto, tan complicado como eso. Resulta, para algunos, desconcertante, y hasta ofensivo, que proclames públicamente, incluso que de manera privada lo pienses, que los colores de tu equipo están por encima de los colores de la selección de tu país.

No soy patriótica, es más, creo, como decía magistralmente Federico Luppi en Martin H, que la patria es un invento, que no va más allá de la gente a la que quieres, y el barrio donde resides. Soy del equipo que elegí ser, aún siendo quizá, en ese momento, demasiado pequeña para aplicar algún tipo de criterio ¿válido?  en la elección, no soy del equipo que me imponen que sea.

Sí, cambiaría el Mundial que logramos en Sudáfrica por la décima, así, sin sonrojarme, sin darme ningún tipo de pudor manifestarlo, creo, que incluso, lo cambiaría por una liga.

Xavi, Puyol, Pedro, Iniesta, Valdes, Busquets, Piqué (moc-moc, ¿ex waka-waka?), son grandísimos jugadores. Grandísimos jugadores a los que “odio” durante meses… ¿Tengo que “amarles” después? No puedo ser tan hipócrita, no puedo hacer ese ejercicio de pragmatismo, sí lo haría en política, sí lo haría en economía, sí lo haría en sanidad, pero… ¿en el fútbol? ¿Una de las pasiones irracionales que me permito? Lo siento, no. No quiero usar el cerebro en esa parcela. No creo en el deporte como filosofía.

No significa que desee que la selección pierda, no significa que no me alegre de sus triunfos, lo hago, al menos mientras haya un Ramos, un Casillas, o un Arbeloa en ella, o jugadores de otros equipos que gocen de mi simpatía.

Pero nunca comparable a una visita a Cibeles, con una camiseta blanca. Bien blanca, de esas limpias que no empañan.

Mañana juega España en mi tierra. Que les vaya bonito.

¿Veremos marcar a Villa?

Y ustedes, ¿qué piensan?

10 comentarios

Archivado bajo Deporte, Fútbol