Archivo mensual: marzo 2012

Danzad, malditos.

Hoy, en el trayecto de casa al trabajo, he tropezado con mi amigo Pau, culé de pro, que antes de darme los dos besos de rigor, ya estaba sonriendo: “Canguelo” me ha susurrado mientras me besaba.

¿Quién dijo miedo? El Madrid, por sus méritos, y deméritos ajenos, logró un cómodo colchón de 10 puntos, colchón que procura, principalmente, tranquilidad en caso de, como ha sucedido en estas dos últimas jornadas, la pérdida de 4 puntos en lo que viene a ser un suspiro.

Un toque de atención para el equipo, que lleva, aproximadamente mes y medio, con un bajón en su nivel de juego a tener en cuenta, por quienes tengan que tenerlo en cuenta, preparadores físicos, entrenador… que tomen nota, y procuren ponerle remedio.

No sé hasta dónde entrar en el tema arbitral, Paradas Romero me da pereza, pereza inmensa, y no porque tuviera que ver en el resultado, que no lo tuvo, sino por su pitido casi continuo, por su afán de mostrar más tarjetas que Iturralde (¿aspiran al silbato de oro?), y expulsar, en algún caso, siguiendo Dios sabe qué código “deontológico” personal…

Pero si quiero llegar, y hasta la cocina, a ser posible, a las críticas desmedidas, interesadas, y abyectas, que hacia el Madrid se han vertido por su negativa a comparecer, ninguno de sus representantes, en rueda de prensa.

En la liga BBVA, la comparecencia antes o después de un partido es opcional, no están obligados, como pudiera suceder en Inglaterra, por lo que el equipo blanco no ha infringido ninguna norma.

Acusan entonces, ya que por el punto anterior el camino es corto, de que la institución, como tal, ha faltado el respeto a los aficionados por privarles de la opinón del club sobre todo lo sucedido en el campo, y las novedades que pudieran darse para el partido de este sábado.

Y quienes más hablan, como siempre, son aquellos que más tienen que callar. La prensa deportiva.

Esa prensa deportiva, que calló, como buena puta, cuando el F.C Barcelona (mejor o peor hecho, en eso no quiero entrar) vetó la entrada a sus instalaciones a Intereconomía, un medio menor.

Esa prensa deportiva, que conecta en directo con las ruedas de prensa y que, según quién hable en ellas, respetan y dejan que se escuche, o bajan el volumen, y son ellos los que que se erigen protagonistas con su opinión, ahí, el respeto al aficionado, a su derecho a conocer qué opina el club, no importa. Porque el programa lo hacen ellos, y son ellos los que deciden qué es lo que se debe o no mostrar.

Esa prensa deportiva que hace plantes a segundos entrenadores, porque quieren su ración de bufonadas del actor principal, porque es el actor principal el que llena sus portadas, ya sea por sus palabras, o por la falta de éstas, que bien se encargan ellos de machacar al portugués, cuando éste no ha proporcionado carnaza, y lo que el aficionado sienta, o necesite, les importa poco, nada, o lo siguiente.

Esa prensa deportiva, que se emborracha de poder, y se ahoga, no en la miseria ajena, sino en la suya propia.

No sé si la decisión que ha tomado la institución merengue de no comparecer es correcta o no, pero sí sé quién no tiene ninguna autoridad, de ningún tipo, para hablar por mí, o decirme qué debo pensar.

Esta liga sólo la puede ganar, o perder el Real Madrid, y eso, para mí es lo importante. Volvemos a ser el club de referencia. Moleste, duela, o joda.

¿Qué opinan?

8 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Deporte, Fútbol, Opinión