Archivo de la categoría: Actualidad

Recopilando…

Cómo decíamos ayer… sí, ya sé que ha pasado algo de tiempo, que a este blog le han crecido las hierbas (malas o buenas, no sé), pero una es vaga por la más absoluta de las convicciones, y ha costado arrancarme de nuevo las palabras.

Y eso que la indignación que me caracteriza (nada que ver con el 15M, que una es seria y responsable) continúa, con mayor desgarro emocional, si cabe, ante tanta canallada que se respira ahí fuera.

¿De qué me he perdido escribir desde que me entregué a otros placeres?

De España ganando la Eurocopa. (Que sí, que estaremos haciendo historia, que sí que mucho tiqui-taca, que mucho fútbol envidiado, pero menudo coñazo de partidos que se marcó la Roja, lo próximo, un falso portero, que no portero falso, que por San Iker juro que no es lo mismo, ni parecido)

De los JJOO (infumable el “espectáculo” de clausura)

De la subida del IVA (muy curioso el comportamiento de los simpatizantes socialistas y peperos al respecto, no hay mayor necio que el que no quiere ver que unos subieron los impuestos, y los otros los subieron otra vez)

Del Sr Sánchez Gordillo y de su palestino. Más tendría que decir de esto último, que del alcalde, con infúlas de colaborador de Tele5, de Marinaleda.

De Rajoy, oh, capitán, mi capitán… Este hombre… ¿Qué demonios hace presidiendo un país, en lugar de estar, cohiba en mano, en su sofá, disfrutando (o no) de las tristezas o alegrías de Cristiano Ronaldo? ¿Por qué se flagela y nos tortura así? ¿Qué extraña fuerza le hace seguir ahí?

Del copago farmaceútico, de la pérdida de la tarjeta sanitaria de inmigrantes y parados (que entiendo los fines, pero no los medios, debe haber otras formas, otras maneras…)

De los incendios que convierten, con el paso del tiempo, en urbanizable el suelo que antes era “inviolable”. De la falta de medios, de este país recortado para tener lo que hay que tener para, por ejemplo, apagar los fuegos.

De Urdangarín y su caso, del Rey en Bostwana, de la Infanta en Pedralbes, de Froilán convertido en precoz cazador cazado, de la Reina y sus cuernos oficiales, que presuntamente paga el Estado…

Del escándalo del tupper, señores, seamos serios, si dejan a su hijo en la escuela, con unos macarrones guisados en la fiambrera… ¿Querrán que alguien les vigile al niño, o se le deja solo en una clase? ¿Y qué pretenden, que el servicio extra de guardería les salga gratis?

De Olvido Hormigos, ay, Olvido, qué duro es cumplir años, cómo se nos va la cabeza… Que una, si quiere poner cuernos en un pueblo, tiene que ser, por cojones, discreta. Que luego van los cazurros a gritarte cosas a la puerta, que la gente tiene mucho tiempo libre, y muy mala idea.

Este blog se ha perdido tanto…

Y para ustedes, ¿Cuál ha sido la noticia del verano?

6 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Opinión

Danzad, malditos.

Hoy, en el trayecto de casa al trabajo, he tropezado con mi amigo Pau, culé de pro, que antes de darme los dos besos de rigor, ya estaba sonriendo: “Canguelo” me ha susurrado mientras me besaba.

¿Quién dijo miedo? El Madrid, por sus méritos, y deméritos ajenos, logró un cómodo colchón de 10 puntos, colchón que procura, principalmente, tranquilidad en caso de, como ha sucedido en estas dos últimas jornadas, la pérdida de 4 puntos en lo que viene a ser un suspiro.

Un toque de atención para el equipo, que lleva, aproximadamente mes y medio, con un bajón en su nivel de juego a tener en cuenta, por quienes tengan que tenerlo en cuenta, preparadores físicos, entrenador… que tomen nota, y procuren ponerle remedio.

No sé hasta dónde entrar en el tema arbitral, Paradas Romero me da pereza, pereza inmensa, y no porque tuviera que ver en el resultado, que no lo tuvo, sino por su pitido casi continuo, por su afán de mostrar más tarjetas que Iturralde (¿aspiran al silbato de oro?), y expulsar, en algún caso, siguiendo Dios sabe qué código “deontológico” personal…

Pero si quiero llegar, y hasta la cocina, a ser posible, a las críticas desmedidas, interesadas, y abyectas, que hacia el Madrid se han vertido por su negativa a comparecer, ninguno de sus representantes, en rueda de prensa.

En la liga BBVA, la comparecencia antes o después de un partido es opcional, no están obligados, como pudiera suceder en Inglaterra, por lo que el equipo blanco no ha infringido ninguna norma.

Acusan entonces, ya que por el punto anterior el camino es corto, de que la institución, como tal, ha faltado el respeto a los aficionados por privarles de la opinón del club sobre todo lo sucedido en el campo, y las novedades que pudieran darse para el partido de este sábado.

Y quienes más hablan, como siempre, son aquellos que más tienen que callar. La prensa deportiva.

Esa prensa deportiva, que calló, como buena puta, cuando el F.C Barcelona (mejor o peor hecho, en eso no quiero entrar) vetó la entrada a sus instalaciones a Intereconomía, un medio menor.

Esa prensa deportiva, que conecta en directo con las ruedas de prensa y que, según quién hable en ellas, respetan y dejan que se escuche, o bajan el volumen, y son ellos los que que se erigen protagonistas con su opinión, ahí, el respeto al aficionado, a su derecho a conocer qué opina el club, no importa. Porque el programa lo hacen ellos, y son ellos los que deciden qué es lo que se debe o no mostrar.

Esa prensa deportiva que hace plantes a segundos entrenadores, porque quieren su ración de bufonadas del actor principal, porque es el actor principal el que llena sus portadas, ya sea por sus palabras, o por la falta de éstas, que bien se encargan ellos de machacar al portugués, cuando éste no ha proporcionado carnaza, y lo que el aficionado sienta, o necesite, les importa poco, nada, o lo siguiente.

Esa prensa deportiva, que se emborracha de poder, y se ahoga, no en la miseria ajena, sino en la suya propia.

No sé si la decisión que ha tomado la institución merengue de no comparecer es correcta o no, pero sí sé quién no tiene ninguna autoridad, de ningún tipo, para hablar por mí, o decirme qué debo pensar.

Esta liga sólo la puede ganar, o perder el Real Madrid, y eso, para mí es lo importante. Volvemos a ser el club de referencia. Moleste, duela, o joda.

¿Qué opinan?

8 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Deporte, Fútbol, Opinión

Palos para todos.

Nos quejamos del sistema viciado que envuelve la democracia de éste, por suerte o desgracia, nuestro país. Nos indignamos con los casos de corrupción, que con cuentagotas, y supongo de manera interesada, van descubriendo jueces “avispados”,  protestamos (más de manera simbólica) por el expolio al que nos someten los que ostentan poderosos cargos (políticos, banqueros, grandes empresarios), pero… ¿Acaso los políticos, los banqueros, los empresarios, no son a semejanza nuestra?

Me gustaría saber cuántos de ustedes, pequeños y medianos empresarios, han declarado menos ventas en un trimestre, para que el IVA no “se les subiera”.

Me gustaría saber cuántos de ustedes, pequeños y medianos empresarios, han tenido a gente sin nomina en su trabajo.

Me gustaría saber cuántos de ustedes, pequeños y medianos empresarios, han pagado en B parte de los salarios de sus empleados.

Me gustaría saber cuántos de ustedes, empleados, se han escaqueado algún día de ir al trabajo, o han prolongado una baja, sabiendo que ya estaban sanos.

Me gustaría saber cuántos de ustedes, empleados, rinden lo que les exige el contrato.

Me gustaría saber cuántos de ustedes, han comprado un piso, y declarado su valor real a efectos impositivos.

Me gustaría saber cuántos de ustedes, no se han colado en el metro, o no han pasado el ticket en el transporte urbano.

Me gustaría saber cuántos de ustedes protestan, si en un establecimiento se equivocan de más en las vueltas.

Me gustaría saber cuántos de ustedes saben o conocen, de algo ilegal en su entorno, y callan haciendo la vista gorda.

Tenemos en las grandes esferas, lo que casi todos son (somos) en las pequeñas. Aprovechados, desconsiderados, pícaros y sinvergüenzas.

Hay excepciones, seguro, y muchas, ¿pero mayoría?

De una sociedad que no es honesta, no se puede esperar una clase política modélica.

Y de no ser honestos, la culpa es únicamente nuestra.

¿Qué opinan?

11 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Opinión

Adiós, Megaupload, adiós…

“Conmocionada” aún por el cierre de Megaupload, y detención de sus dirigentes, y vistas las diferentes opiniones que circulan por la red, quiero explicar por qué tengo una suscripción premium a Megavideo (dinero tirado por obra y gracia del FBI, que no me veo yo reclamando, ni buscando cómo o cuándo lo pagué para denunciar mi “pérdida”).

Soy una ávida consumidora de material audiovisual, sin exagerar (o quizá sí, pues he echado el cálculo a ojo) consumo  entre 15 y 40 películas al mes, cantidad que puede verse doblada, o inclusio triplicada si de capítulos de series hablamos.

¿No voy al cine? No demasiado. ¿Por qué?:

1. Económicamente me resultaría obsceno gastar 300€ cada mes en entradas, y tal como está la economía es un gasto que ni me plantearía cubrir.

2. Pragmatismo puro. Salgo de trabajar tarde, no tengo ganas de llegar a casa, bajar al garaje, coger el coche, e irme a la sala de turno donde programen algo que me interese ver.

3. Me gusta el buen cine, o el que yo considero buen cine, no quiero pecar de snob. ¿Sabéis lo que es ver la última de Von Trier (o de quien sea), con diez capullos detrás, que sólo han entrado a verla porque les ha llamado la atención el título, comiendo palomitas y diciento: “joder tío, qué puta mierda de película”, mientras conversan de sus cosas?

No soy amante de las descargas, del P2p, no me gusta saturar mi ordenador con archivos que no sé si consumiré, ni cuándo. Tampoco tiro demasiado de estrenos,  no quiero oir toser, ni comprobar el pulso, o el acierto que tuvo al colocar la cámara, el tipo que grabó la proyección.

Pago una cantidad al trimestre (no creo en lo gratis por lo gratis, no me parece ético, ni respetuoso para con la gente en peor situación económica que la mía) y veo, online, lo que quiero, de la manera en la que me apetece y cuando lo decido.

¿Tan lucrativo es Megavideo? ¿Tanto dinero hace perder a las grandes compañías de material audiovisual? entonces, me pregunto… ¿Por qué no han montado ellas el negocio? ¿Por qué Megavideo no pertenece a una cooperativa de productoras? ¿Por qué no adaptar su sistema de negocio de una manera práctica y realista? ¿Quizá porque los beneficios por “operación” disminuyen, y los que son multimillonarios no quieren perder ni un ápice de su “poder adquisitivo”? ¿Quizá porque habría que repartir el pastel de otra manera?

Sí pienso que probablemente Megaupload debiera pagar un canon por sus beneficios, o las compañías telefónicas, que son las principales beneficiadas, y más en España, con los costes de las líneas ADSL, pero NO me parece razonable que cierren un servicio que vulnera unos derechos que existen desde hace relativamente poco, y sobre los que hay una ley ambigua, y que queda al libre albedrío de los que ostentan el poder, y no sólo de manera gubernamental.

No creo que deba pagar yo por los errores que están comentiendo otros.

¿Qué opinan?

4 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Internet, Opinión

#NolesCompres, ¿Boicot justificado?

Inauguramos año, espero sea bueno para todos, con una novedad para el blog. Los podcast.

Charla con Ricardo Galli, @gallir en Twitter, cofundador del portal Menéame  sobre el llamamiento al boicot (#nolescompres) lanzado por RedResiste.

Pueden escucharla aquí o descargarla.

¿Qué opinión les merece el tema?

16 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Podcast, Protagonistas 2.0

Lucía y el cuento.

Corría el año 97, una empezaba ya a tranquilizarse de tanto furor universitario, tanta borrachera subvencionada por ser mona y saber sonreir a los camareros, y tantos kilos y kilos de filosofía que entraban sin vaselina, a granel, en una facultad obsoleta, con ínfulas de progresismo, anarquía y libertad, cuando cayó en mis manos un libro: “Amor, curiosidad, dudas y prozac” de una tal Lucía Etxebarría.

Tres años antes, en el instituto, entre mi grupito de amigos, creamos (ficticiamente eso sí) el mayor grupo de fans que Jose Ángel Mañas haya tenido jamás, a raíz de la publicación de su tan conocida novela “Historias del Kronen”.

Ambos eran (no sé ya si lo son) dos libros de excesos, sexistas, en el que el papel del hombre, o de la mujer, adquiere un plano prácticamente invisible, y en cierta manera degradado con respecto al otro.

Idolatramos esas dos novelas, que quizá no estuvieran muy bien escritas (hace al menos una década que no he vuelto a leerlas), pero que condensaban bien las ganas de provocar, de gritar, de querer explorar los límites, que teníamos los que éramos jóvenes en aquella época.

Después, algún año después, leí “Beatriz y los cuerpos celestes”, “Nosotras, que ya no somos como las demás”, “De todo lo visible y lo invisible”, y empecé a admirar a esa mujer, que con apenas 10 años más de los que tenía yo, tan bien sabía reflejar ciertos estados emocionales.

Llegó enseguida “Un milagro en equilibrio”, con el que Lucía ganó el premio Planeta y se consagró como escritora con apenas 37 años.
Dicen que lo difícil no es llegar, es mantenerse, y ella no supo.
La bajada sustancial en la calidad de sus publicaciones, sus ridículas apariciones en televisión, con declaraciones siempre fuera de tono o interés, las primeras demandas que le acusaban de plagio, terminaron por llevar a la valenciana, al mayor de los olvidos mediáticos, y, lo que es más grave (o debería serlo), literarios.
Y ahora reaparece, no sé muy bien dónde, no para pedir perdón por sus infumables últimas obras, no para disculparse por alguna famosa falta ortográfica (hay que tener bemoles), no para lamentar haber “intertextualizado” tanto como para plagiar párrafos enteros de varios autores. No.
Para esto no.
Lo hace para echar la culpa a los internautas que se descargan contenidos, de su enorme, descomunal, venida a menos.
Querida Lucía, reconocer un fracaso es duro, mina el ego y el ánimo, pero no reconocerlo condena el alma.
Déjate de estúdipas guerras.
No escribas más excusas absurdas
Publica, si sabes, si puedes, si recuerdas, algo bueno, y verás que el triunfo quien lo busca y lo trabaja, normalmente lo encuentra.

¿Están de acuerdo?

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Opinión

De Borbones y bribones.

Llevamos ya varias semanas escuchando día sí, día también, las diferentes filtraciones que se están produciendo sobre las irregularidades, grandes irregularidades, que “presuntamente” cometió el Instituto Noos, con Urdangarín a la cabeza.

Porque en este país, y en teoría, siempre en teoría, se es inocente hasta que se demuestra lo contrario, y el Infante consorte no está ni juzgado, ni tan siquiera imputado (me abstengo de transcribir qué opino al respecto). Pero también en este país somos ricos en refranes populares y traigo, para este post, uno conocido por todos: “La mujer del César no sólo ha de ser honrada, sino también parecerlo”. Amparándome en la sabiduría de quienes resumen en una línea siglos de experiencia, me atrevo moralmente a juzgar a su ilustrísima figura.

Señor Urdangarín, es usted avaricioso, no quiso sólo vivir bien, quiso hacerlo mejor.

Señor Urdangarín, es usted un sinvergüenza, sabía las “responsabilidades” que conlleva, para con el pueblo español, el cargo “decorativo” que desempeña, y poco le ha importado, por decirlo de alguna (buena) manera.

Señor Urdangarín, es usted un necio prepotente, que ha comprado ostentosas mansiones, 8 millones de Euros su palacete condal, llevando un nivel de vida muy por encima de lo que correspondía a su imagen y a la de su familia.

Señor Urdangarín, a la Corona se le sirve, no se hace uso de ella.

Señora Infanta Cristina, es usted (si no queremos pensar mal o regular, o simplemente pensar) cuanto menos boba, y cuanto más, digna mujer de su marido.

Harta estoy de aprovechados, de pirámides sociales en las que no todos gozamos de los mismos derechos, de la soberbia de quienes de forma obscena cuentan millones como quien cuenta un cuento a su hijo para que se duerma.

Deseo (pero no espero) que la justicia actúe de manera precisa, exacta, y con todo el peso de la ley que se merezcan.

P.S.

Capítulo aparte el resto de familia Real “borbónica”, y el encubrimiento de un hecho, por lo visto, leído y escuchado, conocido por ellos de sobra. Bajo mi opinión, gentuza toda.

¿Qué piensan ustedes?

22 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Opinión